Quién necesita IA

La Inteligencia Artificial (IA) está transformando las industrias y la sociedad, pero todavía estamos trabajando en cómo utilizar los dispositivos habilitados para la IA en nuestra vida diaria.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn
IEC e-tech
La Comisión Electrotécnica Internacional, IEC, publica cada dos meses la revista e-tech. Aquí se reproducen algunos de sus contenidos, traducidos por la Asociación Española de Normalización, UNE. e-tech incluye reportajes que muestran los beneficios de la aplicación de las normas electrotécnicas internacionales.
Mike Mullane

Recientes informaciones publicadas en los medios de comunicación ponen el foco en los fallos de los dispositivos de Inteligencia Artificial (IA), como la exhibición de aparatos que no cumplen con las expectativas en CES o robots en hoteles que no funcionan bien. Algunas de las historias son muy divertidas, pero lo que vienen a transmitir es que la tecnología todavía está en desarrollo y que algunos productos están mejor diseñados que otros. Además, no tienen en cuenta los éxitos y los grandes avances que la IA ha logrado.

Es difícil no sonreír cuando se lee el informe del Wall Street Journal sobre un huésped en un hotel con personal robótico en Japón al que despertaron cada poco tiempo para pedirle que le repitiera la orden. El gerente del hotel finalmente se dio cuenta de que los fuertes ronquidos de los huéspedes habían activado el sistema de reconocimiento de voz del robot. Sin embargo, también hay otras muchas historias de éxito. Por ejemplo, el programa de inteligencia artificial AlphaStar de DeepMind ha vencido por primera vez a los jugadores de videojuegos humanos en StarCraft II, ganando diez juegos seguidos. El éxito de AlphaStar demostró la capacidad de los programas de IA, en este caso basados en un algoritmo de aprendizaje de refuerzo, para tomar decisiones rápidas y sin errores en un entorno complejo. No se trata sólo de ganar partidos. Las posibles aplicaciones podrían incluir la automatización industrial o los vehículos autodirigidos.

 

Otro programa de DeepMind, AlphaZero, ha desarrollado un nuevo estilo de juego de ajedrez que está mucho más cerca de la improvisación humana que el ajedrez tradicional por ordenador. Esto se debe a que AlphaZero aprende de sus éxitos y errores pasados, en lugar de calcular millones de posibles permutaciones mientras juega. Según Wikipedia, AlphaZero busca 80.000 posiciones por segundo en ajedrez, comparado con los 70 millones para el motor de ajedrez Stockfish. AlphaZero utiliza tecnología de redes neuronales (profundas) -denominada a veces aprendizaje profundo- que ha resultado en la última década en notables mejoras en el aprendizaje automático. A medida que ha aumentado la potencia de cálculo, las redes neuronales profundas han producido máquinas capaces de realizar tareas de una forma que no habría sido posible con las técnicas de programación tradicionales. Esto ha transformado tecnologías como la visión por ordenador y el procesamiento del lenguaje natural (PNL), que hoy en día se están desplegando a gran escala en muchos productos y servicios diferentes. Fabricación, salud y finanzas son sólo algunos de los sectores que utilizan el aprendizaje profundo para descubrir nuevos patrones, hacer predicciones y guiar la toma de decisiones.

“En el área de la fabricación inteligente, la IA puede ayudar a racionalizar la eficiencia. Puede ayudar a proporcionar información sobre dónde pueden producirse las mejoras y, lo que es más importante, sobre a dónde quiere llegar una organización en particular en términos de su planificación de la producción”, afirma Wael Diab, que lidera el trabajo de normalización internacional en este campo. Las ventas de robots industriales se han duplicado en los últimos cinco años, según la Federación Internacional de Robótica.

El IFR predice que en 2021 el número anual de robots suministrados a fábricas de todo el mundo alcanzará las 630.000 unidades. Y es que, los robots industriales satisfacen una necesidad real. Por el contrario, gran parte de la atención en la electrónica de consumo sigue centrada en el valor de la novedad de los gadgets. En gran medida, esto se debe a que aún no sabemos cómo vamos a utilizar los dispositivos habilitados para la IA en nuestra vida cotidiana o qué esperamos de ellos. El Korea Joongang Daily informó en octubre que los coreanos no sólo utilizan sus smart speakers para cambiar el canal de televisión, sino también para debatir sobre sus sentimientos. En los hogares, sorprende que el 15 % de las cosas que se les transmite a los asistentes inteligentes parecen ser intentos de conversación, con expresiones como “estoy aburrido” o “estoy triste”. El Korea Joongang Daily observó también un patrón similar en las habitaciones de hotel, donde más del 18 % de los comandos eran intentos de conversación.

 

El Korea Joongang Daily adquirió los datos de KT Corporation, la compañía telefónica más grande del país. En 2017, IEC e ISO se convirtieron en las primeras organizaciones internacionales de normalización en establecer un grupo de expertos para desarrollar estándares en el ámbito de la inteligencia artificial. El SC 42 forma parte del comité técnico conjunto ISO/IEC JTC 1. El SC 42 está trabajando con otros subcomités del JTC 1, como los que se ocupan de Internet de las Cosas (IoT), seguridad y gobernanza de la TI, así como con el Comité de Sistemas de IEC para Ciudades Inteligentes. El SC 42 ha creado un grupo de trabajo sobre normas fundamentales para proporcionar un marco y un vocabulario común. Se han creado varias Comisiones de Estudio para examinar los enfoques computacionales y las características de los sistemas de IA, la fiabilidad, los casos y aplicaciones de uso y los grandes datos. Las normas IEC están desempeñando un papel clave en la transición hacia la Cuarta Revolución Industrial. El IEC/TC 65, por ejemplo, realiza importantes trabajos relacionados con la medición, control y automatización de procesos industriales. “Estamos examinando los diferentes componentes que forman parte de la IA, desde el lado computacional hasta el lado ético. Contar con normas permite un lenguaje común y una forma de interacción entre las diferentes partes interesadas. Lo que lleva a eso es la capacidad de innovar por encima de las normas ampliamente adoptadas en el mercado”, explica Diab.

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.