Nueva versión de la norma de pozos de registro de hormigón prefabricado

La nueva UNE 127917 de pozos de registro y cámaras de inspección de hormigón incorpora cambios que recogen la evolución tecnológica del sector de los últimos cinco años. Estos elementos son sometidos a intensos controles en fábrica que aseguran su calidad y seguridad.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
Alejandro López Vidal
Director Técnico
ANDECE
Secretario
CTN 127

La norma armonizada europea UNE-EN 1917 representa desde 2003 la referencia europea para los pozos de registro y las cámaras de inspección, elementos fundamentales de nuestras infraestructuras subterráneas de saneamiento y drenaje de agua y sujetos al marcado  obligatorio. Sin embargo, la norma delega a los Estados miembro en su introducción, la posibilidad de establecer una serie de prescripciones complementarias y no contradictorias con el texto europeo. De esta forma, la secretaría técnica del comité de normalización CTN 127, desempeñada por ANDECE desde su creación, propuso desarrollar un complemento nacional. Así, en 2005 el comité desarrolló la Norma UNE 127917, que fue revisada en 2015 y cuya última revisión se ha publicado el pasado enero.

 

Los pozos de registro y cámaras de inspección de hormigón son elementos sometidos a un intenso control en fábrica que asegura el cumplimiento de una serie de requisitos obligatorios, pudiendo admitirse como generales los definidos en la norma europea; y adicionales, aquéllos referidos en el complemento nacional y que se adaptan fielmente a las particularidades del mercado español.

Principales novedades

Principales novedades

La nueva UNE 127917:2021 establece que los módulos de base, alzado y cónicos de diámetro 800 mm pueden ser de hormigón en masa. Pero para las dimensiones superiores, los módulos de base y de recrecido deberán ser de hormigón armado, mientras que los módulos de reducción, de remate y cónicos pueden ser de hormigón armado o con fibras de acero.

 

En el apartado 4.3.3.7.1 se reduce el espesor de pared de 160 a 150 mm para los diámetros intermedios DN 1200 y DN 1500, valores que anteriormente respondían más a un uso históricamente definido que justificados técnicamente, de forma que se hace un escalonamiento dimensional más progresivo en los distintos diámetros normalizados.

 

Para limitar el tamaño de las acometidas y que estas no perjudiquen el comportamiento mecánico de los pozos, la norma ahora tiene un nuevo apartado 4.3.3.7.6. Y en el apartado 4.3.5.2 se ha añadido el criterio de cálculo para el caso, bastante habitual, de que el pozo tenga que soportar el tráfico en un entorno próximo. En este supuesto se considera la carga correspondiente al empuje al reposo a 1 m de profundidad siendo la sección de referencia para el cálculo la de la pieza de fuste bajo el cono o la losa de remate.

En el apartado 5.1 se ha añadido un párrafo para cubrir aquellos elementos de pequeñas dimensiones que tienen dificultad de armarse con armadura tradicional y se fabrican, alternativamente, con fibras de acero.

 

En el apartado 5.2.1 se añade un párrafo sobre el armado de los tubos chimenea para adecuarse a lo definido en la Norma UNE 127916:2020 de tubos de hormigón.

 

En el capítulo 8 se elimina el formato predefinido para identificar la fecha de fabricación.

 

Se ha ampliado el Anexo K (informativo) sobre condiciones de conformidad y recepción, para una mejor determinación de la gestión de los tubos en la obra, incluyendo las pruebas que hay que llevar a cabo en cada caso y la documentación que hay que suministrar. Entre otros criterios se han añadido algunos como los siguientes:

 

  • Las pruebas sobre los elementos ya instalados en su posición definitiva deberían realizarse previo al tapado y hormigonado de los mismos.
  • Se han establecido una serie de condiciones de aceptación o rechazo en función de criterios de valoración del acabado superficial de los elementos en obra u otras características.
  • Se define un conjunto de documentos necesarios para una correcta identificación de los elementos.

La nueva norma incorpora un Anexo con condiciones de instalación y montaje de los pozos

La norma incluye un nuevo Anexo L (informativo) sobre las condiciones de instalación y montaje de los pozos. Este se alinea con el anejo equivalente del complemento nacional de tubos UNE 127916:2020, ya que ambos elementos prefabricados de hormigón se instalan habitualmente de forma conjunta. Presenta una serie de condiciones para los accesos en la obra, el acopio, el empleo de utillajes específicos para el manejo de los elementos, el aseguramiento de la estanquidad y las no menos importantes operaciones posteriores al montaje, introduciendo una serie de pautas según el tipo de compactación y la correcta ejecución de los rellenos.

 

El sector de elementos prefabricados de hormigón para canalizaciones, en el que están los pozos de registro y los tubos como elementos más destacados, ha progresado significativamente en los últimos años, a través de la tecnificación, la optimización de sus procesos productivos, una mayor sensibilidad frente a la vertiente ambiental del impacto de su actividad o un creciente componente digital. En este sentido, existen dos corrientes imparables que están obligando a que las empresas se adapten progresivamente, destacando en este sentido la metodología BIM y el incremento de exigencias en materia de sostenibilidad, aspectos que podrían llegar a materializarse en una próxima versión de la norma.

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.