Contribución de las normas a la economía circular

Los comités de UNE sobre envases y embalajes; equipamiento para la señalización vial; industrias del cuero, calzado y derivados; y cobre y sus aleaciones son algunos de los comités que han participado en el Estudio de la contribución de las normas técnicas a la economía circular. Aquí exponen su visión sobre la materia.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn

Opinión

Opinión

Durabilidad sostenible

Jesús Leal
Comité UNE de
Equipamiento para la señalización vial
CEDEX

El ámbito de aplicación del Comité UNE de Equipamientos para la señalización vial no se limita a la señalización, sino que abarca todos los equipamientos o dotaciones que debe poseer una carretera para conseguir que la circulación de los vehículos sea segura, cómoda y eficiente. Es el caso de los sistemas de contención de vehículos (barreras de seguridad) señalización horizontal, señalización vertical y balizamiento (hitos y delineadores), dispositivos reductores de ruido o pantallas antideslumbrantes.

 

Una circunstancia común de estos equipamientos es que quedan instalados a la intemperie en cualquier lugar de la red viaria, que puede estar muy alejado de los centros de conservación y mantenimiento; o en lugares muy cercanos a las ciudades con elevada intensidad de tráfico, donde es complicado cortar la circulación para su reparación o sustitución. Por tanto, al implantar un determinado equipamiento viario siempre se tiene en cuenta su durabilidad, que actualmente se ve reforzada al considerar principios de la economía circular.

 

En las normas técnicas de estas dotaciones viales aparecen de forma preferente los requisitos de durabilidad y ensayos para su evaluación, que dependen del material con el que esté fabricado el equipamiento particular de que se trate. Por otro lado, en las normas se indica que los materiales empleados en la fabricación de los dispositivos no deben emitir o liberar sustancias peligrosas por encima de niveles máximos permitidos. Por ejemplo, en las microesferas de vidrio y en los áridos antideslizantes empleados en las marcas viales, se prescribe la determinación del contenido de sustancias peligrosas como arsénico, antimonio y plomo.

 

Con vistas a la posible reutilización de los materiales poliméricos empleados en los dispositivos de balizamiento y en las pantallas antideslumbrantes, se debe incluir en el Marcado CE de estos productos la abreviatura del grupo de materiales sintéticos utilizados. En el caso de diseñarse un dispositivo bajo criterios de diseño ecológico, el fabricante tiene que adjuntar una declaración incluyendo el porcentaje de material reciclado que incorpora y su capacidad de reutilización.

 

Por último, las normas de algunos equipamientos viales incluyen requisitos y recomendaciones de diseño que facilitan la reparación o sustitución de algunas partes o tramos dañados sin quitar las partes adyacentes, así como las condiciones de inspección, manipulación, almacenamiento e instalación.

Opinión

Opinión

El cobre infinitamente reciclable

Xavier Rovira
Comité UNE de Cobre y sus aleaciones
La Farga

El cobre es un agente clave para los retos de desarrollo sostenible que tiene el planeta. Este metal noble, con la virtud de poder reciclarse eternamente sin perder su pureza, fue el primer metal utilizado por el ser humano. En un mundo de incertezas tenemos algunas seguridades: en los años venideros seguiremos necesitando cobre. El cobre fue, es y será clave en el desarrollo humano. Y hoy el desarrollo solo es viable si es sostenible. El cobre reciclado será indispensable para su futuro. Aún hoy la chatarra es considerada un residuo por algunos. Sin embargo, tiene la nobleza de permitirnos disponer del cobre sin extraerlo de la tierra. Cada año se generan en el mundo 14 millones de toneladas de cobre recuperable y solo nueve se reciclan. Debemos concienciar acerca del enorme valor que la chatarra posee y de la enorme ventaja para el medio ambiente que su aprovechamiento representa. ¿Qué clase de mundo queremos dejar a los que vienen? Si los que tenemos la posibilidad de hacer algo no lo hacemos, estamos condenando el futuro de las próximas generaciones. Ha llegado el momento de entender que nuestros intereses particulares deben alinearse con el bienestar general.

 

El comité espejo nacional CTN 131 Cobre y sus aleaciones de su homólogo europeo CEN/TC 133 lleva años adaptando las normas que elaboran para incorporar los criterios de sostenibilidad y economía circular tan necesarios hoy en día. Como se pone de manifiesto en el Estudio de la contribución de las normas técnicas a la economía circular, es uno de los pocos comités que ha elaborado una norma, la UNE-EN 12861, en la que se tipifican las chatarras de cobre para que el mercado secundario pueda reintroducirlas nuevamente en el ciclo productivo. También se contempla, en las normas de los productos, la utilización de material secundario definiendo los estándares que hay que cumplir para asegurar la calidad y funcionalidad.

 

No obstante, desde los comités de UNE debemos seguir trabajando para eliminar las barreras, que aún existen en la actualidad, para la utilización de productos circulares en algunos sectores en los que las normas de referencia no han evolucionado, incorporado los criterios de economía circular que la sociedad actual demanda.

Opinión

Opinión

La circularidad del calzado y las normas

Francisca Arán Ais
Comité UNE de Cuero y calzado
INESCOP

En la actualidad, el sector calzado se encuentra inmerso en un proceso de transformación profundo enfrentándose a grandes retos para implementar los principios de la economía circular y avanzar hacia una industria neutra en emisiones y orientada a lo circular, donde las normas técnicas son imprescindibles para avalar la calidad, funcionalidad, seguridad; y ahora también la circularidad de un bien de consumo, de vital importancia para el bienestar y calidad de vida de las personas, como es el calzado, aportando valor en este cambio de modelo.

 

Dada la importancia de la normalización para el sector, INESCOP, como centro de innovación y tecnología referente del sector, actualmente lidera y participa activamente en 14 comités de normalización y 24 grupos de trabajo sobre calzado, cuero, adhesivos, componentes y aspectos medioambientales, aportando sus más de 50 años de experiencia para defender los intereses de la cadena de valor del calzado.

 

En estos momentos donde la sostenibilidad es uno de los ejes vertebradores de la industria actual se requiere de una nueva conceptualización del producto basada en los principios del ecodiseño. Es importante también asegurar la calidad y durabilidad de los nuevos materiales desarrollados basados en fuentes renovables de recursos biobasados o a partir del reciclado/valorización de residuos mediante modelos de simbiosis industrial, en base a los requisitos mínimos establecidos en los technical reports para el calzado y sus componentes.

 

Además, las normas relacionadas con el cuero y su biodegradación están ayudando a las empresas a validar nuevos desarrollos para contribuir a disminuir el impacto ambiental, así como a su descarbonización. Por su parte, las normas de adhesivos contribuyen a la durabilidad, ofreciendo requisitos para el desarrollo de productos con una vida útil más larga, mientras se trabaja además en el desarrollo de uniones adhesivas reversibles que faciliten el reciclado.

 

En el Estudio de la contribución de las normas técnicas a la economía circular se recogen las principales normas actuales relacionadas con calzado que establecen métodos de ensayo y requisitos para ofrecer productos de bajo impacto ambiental, asegurar su reutilización o incrementar el uso de materiales reciclados, así como aquellas que permiten medir la circularidad del producto, de los procesos y de las organizaciones del sector.

Opinión

Opinión

Referencias en economía circular

Carmen Sánchez
Grupo de Trabajo UNE de Envases y embalajes. Gestión ambiental
ITENE

Las normas armonizadas que se publicaron entre 2000 y 2005 para ayudar a las empresas a cumplir con los requisitos esenciales de la Directiva 94/62/CE de envases y residuos de envases siguen siendo un referente técnico para adaptarse a los nuevos criterios de sostenibilidad de la Unión Europea. Esos criterios quedaron estipulados, entre otros, en el Plan para la Economía Circular (2015), la estrategia de plásticos (2018) y la nueva Directiva 852/2018 de envases y residuos de envases, y han quedado reflejados, a nivel nacional, en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados y el Proyecto de Real Decreto de envases y residuos de envase, que se espera aprobar antes del fin de 2022.

 

UNE adoptó como normas nacionales las siguientes normas europeas: UNE-EN 13427 sobre requisitos para la utilización de las normas europeas en el campo de los envases y los embalajes y sus residuos; UNE-EN 13428 con requisitos específicos para la fabricación y composición. Prevención por reducción en origen; UNE-EN 13429 sobre reutilización; UNE-EN 13430 con requisitos para envases y embalajes recuperables mediante reciclado de materiales; UNE-EN 13431 sobre requisitos de los envases y embalajes valorizables mediante recuperación de energía, incluyendo la especificación del poder calorífico inferior mínimo; y UNE-EN 13432 con requisitos de los envases y embalajes valorizables mediante compostaje y biodegradación. Programa de ensayo y criterios de evaluación para la aceptación final del envase o embalaje.

 

La vigencia y utilidad de estas normas como herramienta de apoyo a las empresas en el ámbito nacional e internacional se pone de manifiesto en el Informe UNE 49014 IN, elaborado en el CTN 49 Envases y Embalajes. Aspectos horizontales y de gestión ambiental, a través del GT 1, que tengo el honor de coordinar. Ese informe se incorporó en la Guía para garantizar la sostenibilidad de envases y embalajes. Valor y aplicación de las normas armonizadas, elaborada por ITENE.

 

Asimismo, estas normas figuran  en el Estudio de la contribución de las normas técnicas a la economía circular que identifica normas UNE que actúan como herramientas facilitadoras en este ámbito, dirigido tanto a empresas como a reguladores que busquen referencias para implementar y validar medidas de economía circular. Un estudio de gran utilidad para aportar referencias técnicas en momentos de profundas transformaciones como los que vivimos.

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas las cookies”. Para más información puedes visitar nuestra Política de Cookies.