Educación

Normas y universidad: mejorando la empleabilidad

Integrar la estandarización en la educación universitaria es una herramienta que aporta múltiples beneficios. Aumenta la empleabilidad de los estudiantes, aporta un valor diferencial a las universidades, ayuda a enseñar habilidades que sirven de complemento a los conocimientos y permite vincular estudios teóricos con realidades de mercado. Por ello, UNE cuenta con un Foro de Educación Universitaria sobre Estandarización para promover la educación en materia de normalización en el ámbito universitario.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn
Daniel Massó
UNE

La formación sobre normas concretas, como la ISO 9001 o la ISO 14001, comenzó hace varias décadas y hoy en día es un mercado totalmente maduro. Sin embargo, la educación sobre normalización es una actividad mucho más reciente que ha puesto en marcha la Asociación Española de Normalización, UNE. La educación sobre normalización se centra en todo lo que tiene que ver con el desarrollo y uso de estándares. Se utiliza la palabra “educación” para distinguirlo de la formación sobre normas concretas.

 

Como parte de esta actividad UNE comenzó a participar en las redes mundiales en educación sobre normalización, donde hay entidades de todo el mundo que cuentan con mucha experiencia en ese campo. Así, descubrimos la importancia de vincularnos con las universidades para integrar la estandarización en la educación universitaria. Este objetivo beneficia a ambas partes. En el caso de las universidades, aumenta la empleabilidad de los estudiantes, aporta un valor diferencial, ayuda a enseñar habilidades que sirven de complemento a los conocimientos y permite vincular estudios teóricos con realidades de mercado. Para UNE, las ventajas radican en que se fomenta una cantera de futuros profesionales, aumenta la difusión de la actividad de normalización y se genera conocimiento sobre la estandarización.

 

Siguiendo las recomendaciones de la Organización Internacional de Normalización (ISO) para generar acciones conjuntas entre UNE y la universidad, se creó el Foro de Educación Universitaria sobre Estandarización, actualmente Foro UNE-EUE, formado por profesores universitarios que, a su vez, participan en comités de normalización. En el Foro se empezaron a analizar las necesidades mutuas y la forma de satisfacerlas, de forma que, además de mantener la participación con charlas de concienciación y con clases puntuales, se han llevado a cabo diversas acciones como la creación de un premio académico para trabajos fin de máster y fin de grado, que va por su tercera edición; realización de un taller de estándares en el ámbito universitario, para profesores e investigadores, del que se han realizado cinco ediciones en distintas universidades; o la celebración de un Congreso Internacional en Normalización, Estándares y Calidad Universitaria (CINECU), que va por su cuarta edición. El balance en los más de tres años de funcionamiento del Foro UNE-EUE es muy positivo desde todos los puntos de vista. La estandarización ha ganado visibilidad, muchos estudiantes universitarios tienen conciencia de su existencia, se han fortalecido las relaciones institucionales y se han generado recursos educativos, entre otros aspectos.

Se han llevado a cabo diversas acciones como la creación de un premio académico para TFM y TFG; realización de un taller de estándares en el ámbito universitario para profesores e investigadores; o la celebración de un Congreso Internacional en Normalización, Estándares y Calidad Universitaria (CINECU)

Competencias profesionales sobre estandarización

La Comisión Europea ha encargado dos estudios sobre la demanda y la oferta de educación sobre estandarización, ambos realizados por el prestigioso Instituto Fraunhofer [1]. Por su parte, la APEC (Asia-Pacific Economic Cooperation) está promoviendo varias acciones relacionadas. Además de un estudio sobre el mismo tema, en el marco de ISO se está desarrollando un IWA (International Workshop Agreement) sobre las competencias de las personas implicadas en estandarización, tanto dentro los organismos de normalización como en las empresas, cuya publicación se espera durante 2019.

 

De estos estudios se pueden extraer varias conclusiones. La primera y fundamental es que existe una demanda de profesionales con competencias en estandarización. Esta demanda es mayor en los países más industrializados, como Alemania, Corea y Japón. Aumenta en los sectores más tecnológicos: TIC, eléctrico, mecánico y automoción, y concretamente en las empresas de ingeniería electrotécnica y servicios. Y es mayor en las unidades de I+D, gestión, calidad y consultoría de las empresas. Pero también se evidencian otros hechos significativos, como que en el 70 % de los casos, para ocupar un trabajo vinculado con la estandarización, se piden al menos cinco años de experiencia, que la estandarización suele ser una actividad parcial (96 % de los casos) y que para acceder a estos trabajos se requieren unas habilidades muy marcadas.

 

En el estudio European market needs for education in standardisation/standardisation-related competence también se evidencia que más del 80 % de las empresas y los empleados vinculados con la estandarización piensan que las instituciones educativas deberían proporcionar competencias vinculadas a la normalización. Estos datos están alineados con los de un estudio de la Universidad de Middlesex en el que se evidenciaba este contraste. A la pregunta de si consideraban importante conocer la estandarización, respondieron afirmativamente el 10 % de los estudiantes, el 50 % de los directivos y más del 65 % de los empleados en los sectores de ingeniería y construcción.

La normalización como disciplina

Asimismo, en Europa se ha producido un creciente apoyo institucional a esta actividad. Destaca la iniciativa conjunta para la normalización (JIS por sus siglas en inglés) que ha sido impulsada por la Comisión Europea, gobiernos de casi todos los países europeos, organismos de normalización y un gran número de agentes sociales, como sindicatos, ONG, asociaciones empresariales y de consumidores, etc. En la JIS, una de las 15 acciones está dedicada enteramente a la educación sobre estandarización y hay otras dos claramente relacionadas, que son la concienciación de las autoridades públicas y la acción de compras públicas, ya que ambas contemplan el desarrollo de cursos específicos.

 

Paralelamente, la estandarización se ha transformado en objeto de estudio e investigación académica. Así, es muy frecuente analizar la estandarización en conexión con otros temas, por ejemplo, patentes, calidad, innovación, comercio, legislación, etc. También se estudia la estandarización en sí misma y desde hace ya 15 años existe una revista científica íntegramente dedicada a este campo: International Journal of Standardization Research.

 

En nuestro país hay muchos profesores universitarios que incluyen normas técnicas y conocimientos de estandarización dentro de sus asignaturas, pero todavía no existe ningún título universitario en el que la normalización tenga un peso relevante. Esta ausencia de educación “formal” sobre estandarización contrasta con el reconocimiento de que la normalización supone alrededor del 1 % del PIB en países OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y afecta a más del 90 % del comercio mundial.

 

Por todo ello, se puede concluir que existe una demanda en educación sobre estandarización en el entorno profesional. Desde UNE se ha segmentado la oferta educativa sobre estandarización en tres destinatarios: profesionales, universidades y administración pública. UNE trabaja conjuntamente con las universidades, a través del Foro UNE-EUE, con el objetivo común de integrar la estandarización en la educación universitaria mediante varias acciones: dando formación a los profesores, promoviendo la creación de cursos o títulos que tengan un fuerte contenido en estandarización, facilitando material educativo y con acciones de visibilidad y difusión del conocimiento.

[1] Blind Knut, Dreschlerr Sandra, European market needs for education in standardisation/standardisation-related competence, Comisión Europea, December 2017.

Video. UNE y la Universidad

Estandarización y docencia para aumentar la competitividad de los futuros profesionales

Lucila Finkel
Delegada del Rector para Formación Permanente, Prácticas Externas y Empleabilidad
Universidad Complutense de Madrid
Ana Fernández-Pampillón
Profesora C. Doctor
Universidad Complutense de Madrid
Coordinadora CTN 71/SC 36/GT 12
Calidad de los materiales educativos digitales

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) es consciente del papel clave que juegan los estándares como uno de los vehículos “para la compartición de conocimiento, tecnología y buenas prácticas” (ISO, 2014: 3). Así, la UCM ha participado desde su constitución en el Foro de Educación Universitaria sobre Estandarización de UNE. El objetivo de este foro es buscar y crear sinergias entre la estandarización y la docencia, innovación e investigación, de forma que todas ellas se vean beneficiadas.

 

En este sentido, en la UCM entendemos que incorporando contenidos sobre la estandarización en nuestros programas oficiales o de formación continua, nuestros estudiantes, profesionales o futuros profesionales, estarán mejor preparados y serán, claramente, más competitivos en el mercado laboral. Asimismo, sabemos que la formación en este ámbito puede resultar de gran interés para nuestro profesorado, para aplicarla a la docencia y al desarrollo de sus líneas de investigación. Por ello, hemos empezado a trabajar incorporando a la oferta de Cursos del Plan de Formación del Profesorado, un taller de uso de estándares en el ámbito universitario. Además, la UCM ha empezado a llevar a cabo algunas experiencias piloto de incorporación de contenidos formativos de estandarización en programas oficiales, como el Máster de Letras Digitales (con el apoyo de UNE), en Trabajos de Fin de Grado y en programas no oficiales, como el curso de verano sobre Diccionarios Electrónicos 2017. Los resultados han sido realmente buenos respecto a su impacto en la formación y la empleabilidad de los estudiantes. De hecho, una de nuestras alumnas consiguió el primer Premio UNE sobre trabajos académicos de estandarización en la categoría de TFG en 2017.

 

En cuanto a la experiencia de investigación e innovación, y estándares, la UCM tiene una amplia, pero poco conocida trayectoria. La colaboración con UNE está determinada, fundamentalmente, por la participación de profesores en los comités técnicos de UNE. Esta participación es un mecanismo eficaz de transferencia de conocimiento en la medida en la que “las normas se definen, parcial o totalmente, con los conocimientos científicos disponibles”; y viceversa, las normas necesitan una investigación previa como requisito en numerosas aplicaciones (CE, 2011). Entre nuestras experiencias, se encuentra la definición de la Norma UNE 71362:2017 Calidad de los materiales educativos digitales a partir de los resultados de varios proyectos de investigación e innovación educativa de la UCM; y la Norma UNE 71361:2010 Perfil de aplicación LOM-ES para etiquetado normalizado de Objetos Digitales Educativos (ODE), que ha servido de inspiración para el desarrollo de productos y proyectos de investigación o docencia UCM en el campo de la Innovación y la Tecnología Educativa.

 

Estas experiencias demuestran que merece la pena continuar con esta colaboración y seguir trabajando para que llegue a toda la comunidad universitaria.

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.