Normalización en acción

Subcomité UNE de Corcho (CTN 56/SC 5)

El CTN 56/SC 5 está trabajando en el desarrollo de nuevas normas para facilitar la medición de la permeabilidad al oxígeno de los tapones de corcho y el cálculo de la huella de carbono de los tapones de corcho. De esta forma, busca dar respuesta a un sector que apuesta por la innovación y la mejora continua de sus productos y procesos.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
Fotografías: Institut Català del Suro-ICSURO

El sector nacional del corcho produce unas 70.000 toneladas anuales, lo que representa el 30 % de la producción mundial, solo superada por Portugal. De esta cifra, el 80 % se destina a la fabricación de tapones (unos 1.900 millones de tapones al año), y el 20 % restante a la fabricación de elementos aislantes, pavimentos, muebles o artesanía. Por otro lado, dentro de la producción de tapones, entre el 50 % y el 75 % se destina a la exportación.

 

La extensión de alcornocales en España alcanza las 506.00 hectáreas. Extremadura y Andalucía son las comunidades autónomas que lideran la producción y preparación de corcho. Por su parte, Cataluña es el principal territorio transformador, fundamentalmente, en tapones.

 

En España hay 150 empresas involucradas en el sector del corcho, las cuales generan 2.000 empleos directos (3.000 en época de saca), y facturan cerca de 350 millones de euros anuales.

Campo de actividad

El Subcomité UNE de Corcho se encarga de normalizar los productos de corcho en sus aspectos de definición, muestreo, métodos de ensayo y especificaciones desde 1996. La Fundación Institut Català del Suro (ICSURO) lidera la secretaría, con Albert Hereu al cargo. Asimismo, este subcomité cuenta con 26 vocalías que representan, prácticamente, toda la cadena de valor del sector, entre las que se encuentran empresas (desde pymes hasta multinacionales), centros de investigación, laboratorios, asociaciones sectoriales y universidades. Su campo de actividad engloba a todos los productos de corcho. Además, centra su actividad normalizadora en los tapones de corcho utilizados, principalmente, en la industria de los vinos tranquilos y espumosos.

El trabajo del Subcomité UNE de Corcho en nuestro país desarrolla dos actividades principales. Por un lado, en el seguimiento y participación en los trabajos del comité internacional ISO/TC 87 Cork, destacando la labor de 13 expertos nacionales en nueve grupos de trabajo relativos a ensayos físicos, químicos y sensoriales, materias primas, muestreo, especificaciones o desarrollo sostenible en el sector del corcho, entre otros. Y, por otro lado, en la elaboración y el mantenimiento de normas nacionales, adoptando también normas ISO relevantes, que actualmente, conforman un catálogo normativo de 27 documentos que sirven de apoyo a la industria y a los consumidores, garantizando así la calidad y seguridad de los tapones de corcho.

 

Asimismo, el Subcomité UNE de Corcho colabora con el CTN 126 Envases de vidrio con el fin de coordinar trabajos y aspectos de común interés.

Innovación y desarrollo

El sector corchero destaca por su dinamismo y búsqueda continua de la mejora de sus productos y procesos, tal y como se deriva de su participación en múltiples iniciativas y proyectos de ámbito nacional y europeo. Es un sector innovador en materia de extracción de la materia prima y su comercialización, economía circular, gestión forestal, gestión sostenible de residuos o reciclaje, por ejemplo, lo que redunda en una mayor competitividad de las compañías.

 

Esa innovación que caracteriza al subcomité ha llevado a modernizar de forma constante las normas relativas a su ámbito. Así, se encuentra en desarrollo una norma de ensayo que facilita la medición de la permeabilidad al oxígeno de los tapones de corcho (ratio de transmisión de oxígeno – OTR) mediante la técnica de oxoluminiscencia. Gracias a esta norma las empresas del corcho y vitivinícolas dispondrán de una herramienta que les permitirá determinar la evolución de la cantidad de oxígeno dentro de las botellas de vinos tranquilos y espumosos a lo largo del tiempo; y prever, por un lado, el envejecimiento en botella y, por otro, caracterizar y clasificar los distintos tipos de cierre.

Sostenibilidad, cambio climático y ODS

La importancia y valor del corcho va mucho más allá de su utilidad como material para la fabricación de tapones. Los alcornocales de los que se extrae son bosques de alto valor ambiental debido a sus capacidades de regulación climática, fijación de CO2, protección del suelo, barrera contra la desertificación y protección de la biodiversidad, a los que se añaden valores culturales y sociales.

 

El corcho es considerado uno de los materiales más sostenibles, dado que se extrae de los árboles (con más de 200 años de vida) sin dañarlos. Por tanto, es un producto 100 % natural, biodegradable, reciclable y reutilizable. Los tapones usados se recogen y se trituran para fabricar productos de corcho para construcción, de uso doméstico o artesanales.

Igualmente, es destacable la contribución de los alcornocales a la lucha contra el cambio climático, dada su capacidad de absorber hasta 14,2 toneladas de CO2 al año por hectárea y, por tanto, de reducir el efecto invernadero. En particular, un tapón de corcho es capaz de retener más CO2 del que se emite durante el proceso de fabricación, 247,7 gramos frente a 13,6 gramos.

 

El Subcomité UNE de Corcho, consciente de la singularidad del corcho y sensible a los actuales retos ambientales, también se encuentra desarrollando una norma para facilitar el cálculo de la huella de carbono de los tapones de corcho, de manera que productores y usuarios puedan disponer de información armonizada y comparable sobre distintos parámetros de impacto ambiental cuantificables a lo largo del ciclo de vida de los tapones, desde la gestión forestal del alcornocal hasta el final de vida del tapón. Se trata de un documento que permitirá establecer unas Reglas de Categoría de Producto para los tapones de corcho en una declaración ambiental de tipo III basada en el análisis de ciclo de vida según las Normas ISO 14040:2006, ISO 14044:2006 e ISO 14067:2018, así como en la Norma ISO 14025:2006 para la información ambiental adicional.

 

Este sector y las normas técnicas relacionadas contribuyen eficazmente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular, a los ODS 8 Trabajo decente y crecimiento económico, ODS 9 Industria, innovación e infraestructura, ODS 12 Producción y consumo responsables, y ODS 15 Vida de ecosistemas terrestres.

Valor de la normalización

La normalización es fundamental para el sector del corcho, pues facilita la comercialización de los productos dentro del mercado europeo e internacional. De la misma manera, proporciona confianza en cuanto a la seguridad y calidad de los productos empleados para los usuarios. Asimismo, facilita la elaboración de pliegos de condiciones y legislación para las Administraciones públicas. Y, por último, proporciona métodos de ensayo normalizados para los distintos productos para los laboratorios de ensayo.

 

El Subcomité UNE de Corcho ha elaborado 25 normas UNE, 25 netamente nacionales y dos son adopción de normas internacionales ISO.

Subcomité UNE de Corcho

Nº de vocalías

26

Normas publicadas

27

Secretario

Albert Hereu

Director de la Fundación Institut Català del Suro - ICSURO

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas las cookies”. Para más información puedes visitar nuestra Política de Cookies.