Turismo accesible para todos

Ya está disponible en español la Norma UNE-ISO 21902, estándar transversal pionero internacionalmente enfocado al turismo accesible a lo largo de toda la cadena de valor de la industria turística. La norma está dirigida a proveedores de servicios y operadores turísticos, Administraciones públicas y destinos turísticos. Aquí se muestran algunos requisitos y recomendaciones para agencias de viajes, transporte en tren, alojamientos y museos.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
Utilice los botones para desplegar las descripciones.

Los touroperadores y agencias de viaje deberían recopilar la información sobre las necesidades específicas del cliente para ayudarle a encontrar el producto o realizar los preparativos atendiendo a sus requisitos.

    

Ayudarán a los clientes a realizar una elección informada a partir de la información ofrecida sobre la accesibilidad de los diferentes servicios, como excursiones, servicios de transfer, alquiler de equipamientos, etc

    

El punto de venta debería ser accesible para todos los clientes, independientemente de que se trate de un touroperador o una agencia de viajes con oficinas, sitio web, call center o touroperador con venta directa.

    

Los proveedores de servicios turísticos deben realizar los cambios necesarios para que su oferta sea inclusiva y accesible para todos, atendiendo al principio del ajuste razonable.

    

Para poder informar a los pasajeros sobre cómo llegar a la plataforma o puerta indicada, se deben considerar diferentes sistemas de información en términos de accesibilidad (por ejemplo, mapas táctiles en las estaciones multiplataforma).

    

En el embarque y desembarque de los pasajeros de tren no debería haber desnivel entre el andén y el umbral del tren.

    

Si hay tornos, debe haber al menos una ruta alternativa con suficiente anchura libre para permitir el paso de personas que usan sillas de ruedas, bastón o con otras necesidades, como por ejemplo, personas con equipaje, personas con carrito de niño, etc.

    

En autobuses y trenes deberían reservarse áreas de anclaje o sistemas de amarres para los usuarios de silla de ruedas y escúter. También deberían reservarse asientos para personas con otras necesidades de movilidad que deseen pasar de su dispositivo de movilidad a un asiento.

    

Debe garantizarse una iluminación adecuada. Debería evitarse los reflejos y brillo molestos a diferentes ángulos y alturas oculares.

    

El sistema de gestión de reservas del alojamiento debe tener un diseño que permita al personal comprobar si hay habitaciones disponibles que se ajusten a las necesidades del huésped. En la gestión de las reservas estas habitaciones deberían ser las últimas en ser ocupadas por huéspedes sin discapacidades.

    

Los elementos, dispositivos y controles, como por ejemplo interruptores, enchufes, mandos del sistema de climatización y de la televisión, deberían estar al alcance de cualquier usuario y ser de fácil manejo para cualquier persona, sin que sea necesario rotar la muñeca o habilidades motoras finas.

    

El alojamiento debería evitar el uso de mobiliario con bordes angulosos y/o mesas con partes superiores transparentes.

    

Las superficies de suelo deberían ser firmes, por ejemplo, suelos duros o moqueta de pelo corto, para que el movimiento sea fácil, evitar tropiezos y aliviar problemas de alergia o de respiración. Debería evitarse el uso de alfombras y alfombrillas.

    

La información en las cartelas de las piezas debería ser adecuada y accesible en cuanto a su ubicación y diseño (por ejemplo, altura, tamaño del texto, contraste, letras táctiles en relieve y braille).

    

El museo debería proporcionar un sistema de mejora de la audición para ayudar a los usuarios de audífonos en las visitas, talleres o eventos (por ejemplo, bucle de inducción, sistemas, o collares de amplificiación y receptores de radio).

    

La información debe darse en formatos alternativos (por ejemplo, de forma acústica, visual, táctil).

    
Turismo accesible para todos

Infografías de números anteriores

Número 42. Diciembre

Acústica

Cada vez estamos más expuestos a la contaminación acústica. El desarrollo de actividades industriales, el aumento del tráfico rodado y del transporte en general, así como del ocio hace que estemos muy expuestos a ella. Más de 150 normas UNE aportan métodos estandarizados para medir el sonido, el ruido y su transmisión, para contribuir con ello a mitigar esta contaminación.  Aquí se muestran algunas de ellas.

Número 41. Noviembre

Rehabilitación de edificios

Existen muchas normas UNE que permiten la óptima rehabilitación de edificios. Entre otros aspectos, incluyen requisitos para alumbrado, instalaciones eléctricas de baja tensión, productos de aislamiento térmico, sistemas de calefacción o abastecimiento de agua.

Número 40. Octubre

Planta fotovoltaica

Las normas técnicas contribuyen al correcto funcionamiento de las plantas fotovoltaicas. Así, incluyen requisitos para el diseño, homologación y cualificación, transporte y montaje de los módulos fotovoltaicos, permitiendo convertir de forma fiable y duradera la luz solar en electricidad.

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas las cookies”. Para más información puedes visitar nuestra Política de Cookies.