El OVM como oportunidad segura y leal para todos

Los juguetes son uno de los productos de consumo más seguros que entran en nuestros hogares porque las empresas responsables invierten muchos esfuerzos en cumplir con todas las normas. La creación por parte de UNE del Observatorio de Vigilancia del Mercado (OVM), a iniciativa de las asociaciones sectoriales más afectadas por la competencia desleal, es una oportunidad de establecer bases de colaboración entre empresas responsables y autoridades de vigilancia del mercado basada en la confianza mutua y con un objetivo común.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn

Video

Importancia de las normas en el sector juguetero
Cristina Miró
Secretaria Técnica
Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ)

En una “Europa de los consumidores”, la seguridad de los productos que están a su disposición en todos los Estados miembro se da por entendida; es un mínimo que cualquier fabricante y distribuidor tiene que cumplir y las autoridades deben vigilarlo.

 

Así, la Directiva General de Seguridad de los Productos establece una obligación general de seguridad para cualquier producto e impone responsabilidades a todos los operadores económicos al respecto: fabricantes, importadores y distribuidores. A esto, tenemos que añadir la legislación comunitaria que aplica a todos los productos para proteger el entorno natural y tender al mínimo impacto ambiental posible. Algunos productos, además, cuentan con legislación propia que establece requisitos específicos, muchos de los cuales se desarrollan de forma detallada en las normas armonizadas.

 

Este es el caso de los juguetes, uno de los productos que está sometido a una mayor carga legislativa en materia de seguridad, debido a dos factores. El primero, la especial protección que merece el sujeto al que va dirigido, el niño; y el segundo el hecho de que, a diferencia de otros productos dirigidos al niño, el juguete tiene una ley propia, la Directiva de Seguridad de los Juguetes, sobre la que se pueden volcar con relativa facilidad todas las preocupaciones que van surgiendo en el ámbito público relacionadas de algún modo con la seguridad y la salud, o con el medio ambiente.

 

Como ejemplo, una empresa que en 1970 tenía que estudiarse una norma de 16 páginas para asegurarse de que su muñeca cumplía con los requisitos de seguridad, hoy necesita saberse más de 2.000 páginas de legislación. Así, en la actualidad son más los requisitos que ha de cumplir una cuchara de juguete que una cucharilla de plástico con la que el niño se come un helado, o los de una flauta de juguete que los de las flautas de verdad con las que los niños aprenden a tocar. Aplicando los requisitos de etiquetado de los juguetes, las naranjas y los limones tendrían que venir etiquetados advirtiendo de que contienen fragancias alergénicas.

Video. Importancia de las normas en el sector juguetero

Cristina Miró, Directora Técnica de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) nos habla de la importancia de las normas en dicho sector.

Esfuerzo en seguridad

Los juguetes son, por tanto, uno de los productos de consumo más seguros que entran en nuestros hogares. Y lo son porque las empresas responsables invierten muchos esfuerzos en cumplir con todas las normas y basan su competitividad en la calidad de los productos que ofrecen.

 

Es la responsabilidad que comparten con las empresas que fabrican y distribuyen otros productos dirigidos a la infancia -artículos de puericultura, ropa, calzado, material escolar, mobiliario infantil- o al ocio de niños y mayores -juegos de mesa, videojuegos… porque de la seguridad y el cumplimiento de todas las normas en sus productos depende su imagen, su reputación y, por tanto, su competitividad.

 

Pero esto es así solo en la medida en que todos los jugadores respetan las reglas del juego. Cuanto más difícil y caro es cumplir con los requisitos, mayor ventaja competitiva se encuentra en el no cumplimiento. Y mayor dificultad para las autoridades llegar a todo.

Una vigilancia de mercado eficaz y eficiente contribuye al cumplimiento de los siguientes ODS de la  ...

Una vigilancia de mercado eficaz y eficiente contribuye al cumplimiento de los siguientes ODS de la ONU

Plataformas e-commerce

La entrada de productos infantiles que no cumplen con las normas de seguridad europeas sigue siendo una constante en las estadísticas año tras año. A los canales habituales de compra de estos productos, hace unos años se ha sumado uno más difícil de controlar: la venta a través de plataformas en Internet.

 

Entre 2019 y 2020, la industria europea del juguete realizó una investigación sobre la seguridad de los juguetes que se ofrecen en los marketplace en línea. Siguiendo el trabajo realizado ya en el Reino Unido, comprobamos la situación en las plataformas que venden directamente en España, Francia, Italia, Alemania, Holanda, Dinamarca y Suecia: Aliexpress, Amazon, Ebay y Wish. En estas, seleccionamos juguetes de los que aparecían en la primera página de resultados cuando hacíamos una búsqueda por categorías: juguetes para bebés, juguetes para niños entre 12 y 36 meses, juguetes de preescolar, muñecas y accesorios, peluches, arte y manualidades, disfraces, juguetes electrónicos, juguetes para la playa y juguetes con proyectiles.

 

Recibimos 204 juguetes, 11 eran falsificaciones, e informamos a la marca para que actuara. Nuestros técnicos evaluaron los 193 restantes en cuanto a etiquetado: advertencias, trazabilidad, marcado CE, y 134 juguetes fueron ensayados en un laboratorio acreditado para juguetes, y los resultados fueron:

 

  • El 97,4 % eran no conformes, y no se podían vender legalmente en la UE.
  • El 55 % eran inseguros y podían causar daños al niño durante el juego.
  • No se encontraron diferencias significativas entre plataformas ni entre países.

 

La legislación de seguridad de los juguetes en la UE establece responsabilidades claras para fabricantes, importadores y distribuidores, pero los marketplaces on line no tienen responsabilidad sobre los productos que se ofrecen a través de sus plataformas por vendedores terceros. Ni siquiera tienen obligación de hacer seguimiento de posible contenido ilegal, según la Directiva de E-commerce.

Comodidad y precio vs riesgo

Además, las autoridades de vigilancia de mercado lo tienen difícil para actuar, puesto que los productos llegan en pequeños paquetes dirigidos a particulares. Mientras, el consumidor valora la comodidad y el precio, y no es consciente del riesgo. Así, el sistema es muy ventajoso para los operadores irresponsables porque es difícil que los cojan y, cuando esto ocurre, como mucho les quitan ese producto de la lista.

 

En este contexto, la creación por parte de UNE del Observatorio de Vigilancia del Mercado, a iniciativa de las asociaciones sectoriales más afectadas por la competencia desleal, es una oportunidad de establecer bases de colaboración entre las empresas responsables y las autoridades de vigilancia del mercado basada en la confianza mutua y un objetivo común.

 

Solo desde la cooperación, el intercambio de información y una postura común ante la competencia desleal como amenaza directa a la seguridad de los consumidores, especialmente de los niños, se puede llegar a todas las partes implicadas -fabricantes, importadores, distribución, legisladores, autoridades y consumidores- para promover un mercado más seguro y leal para todos.

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.