Tras las huellas de las ISO 9001 e ISO 14001

Se han cumplido tres años desde la publicación de la quinta edición de la Norma ISO 9001 y de la tercera de la Norma ISO 14001. Acabado el plazo máximo previsto para la transición desde las versiones anteriores, es el momento de hacer un balance del impacto y de lo que ha supuesto  en el ámbito de la calidad y el medio ambiente para las organizaciones.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn
Tania Marcos
Calidad y Ciudades Inteligentes
UNE

Las esperadas revisiones de las normas más conocidas y utilizadas del mundo trajeron, entre otras novedades, una estructura uniforme y ciertos contenidos y requisitos mínimos, como la denominada Estructura de Alto Nivel común para todas las normas de sistemas de gestión. Esto ha supuesto una considerable simplificación documental y mayores facilidades para integrar varios sistemas de gestión y realizar las auditorías, tanto las internas de la propia organización como las de terceras partes con fines de evaluación de la conformidad.

 

Desde el punto de vista técnico, los mayores desafíos para las organizaciones vienen de los requisitos del nuevo capítulo relativo al contexto de la organización y la incorporación del concepto de pensamiento basado en riesgos, aunque sin llegar a exigirse el cumplimiento de la Norma ISO 31000. Todo ello ha dado pie a que haya una mayor interconexión entre los enfoques de los distintos sistemas de gestión que puede tener implementados una organización.

 

Tanto en la ISO 9001 como en la ISO 14001 los nuevos requisitos relativos a comprender el contexto de la organización y las expectativas de sus grupos de interés, así como la necesidad de abordar los riesgos, enlazan con un ejercicio de profundo conocimiento del negocio, de los factores internos y externos que pueden amenazar a su continuidad (ISO 22301) y de los elementos que pueden suponer una oportunidad. Se apuesta en la ISO 9001 por un nuevo liderazgo de la disciplina calidad, como elemento clave para la transformación del modelo de gobernanza y para fomentar la gestión de la innovación (UNE 166002), potenciándose nuevos ángulos para lograr la satisfacción del cliente, donde se hace esencial la Norma ISO 10002 para el tratamiento de las quejas. Además, diferentes elementos de la Norma ISO 9001 se están desarrollando en otros comités de ISO: compras sostenibles (ISO 20400), recursos humanos (ISO 30400), formación, etc. Y se impulsan otras normas de sistemas de gestión, como la ISO 28000 sobre seguridad en la cadena de suministro, ISO 19600 para el compliance, ISO 37001 antisoborno o ISO 44001 sobre relaciones de negocio colaborativas.

 

Las actuales ediciones de las Normas ISO 9001 e ISO 14001 reflejan el desarrollo tecnológico y contemplan la preocupación de las organizaciones por la gestión de la seguridad de la información (ISO/IEC 27001), e igualmente influyen en su transformación digital (Especificación UNE 0060). La responsabilidad social (ISO 26000) conecta en la nueva gestión ambiental ISO 14001 con un enorme despliegue normativo dentro del mismo comité responsable de todos los aspectos ambientales del desarrollo sostenible y adaptación al cambio climático, abarcando desde cuestiones financieras a éticas, y con otros comités para la gestión de la energía (ISO 50001).

Fuente: Naciones Unidas

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible

En 2015 también vieron la luz la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Como herramienta clave en el comercio mundial, todas las normas y especialmente las ISO 9001 e ISO 14001 contribuyen ampliamente al cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas suscritos por los gobiernos de todo el mundo y se consideran herramientas muy útiles para el desarrollo de la nueva Agenda Urbana 2030. Estas normas suponen un puntal básico para el compromiso de las organizaciones con la sostenibilidad, en sus tres pilares: social, económico y ambiental, y una perfecta carta de presentación ante la sociedad y los responsables de las políticas públicas. La evolución en el número de certificados acreditados (emitidos por entidades de certificación acreditadas según la Norma ISO/IEC 17021) con ISO 9001 e ISO 14001 deja constancia de que son las normas más implantadas en todo el mundo. Según el último informe ISO Survey se han emitido en el mundo más de un millón de certificados ISO 9001 y más de 360.000 con ISO 14001. Las organizaciones en España siguen apostando por ambas certificaciones y los datos de este informe sitúan a nuestro país en el 4º lugar de Europa y 7º en el mundo por número de certificados ISO 9001; y 3º de Europa y 5º en el mundo en ISO 14001. Este estudio anual de ISO también muestra un aumento en el uso de otras normas de sistemas de gestión, lo que corrobora la mayor facilidad de integración.

 

Sin duda, la experiencia que trasladen los usuarios acerca de la implantación de las ediciones actuales de las Normas ISO 9001 e ISO 14001 y la aceptación que tenga el futuro documento IWA 31 (en desarrollo) sobre el uso de la orientación sobre gestión de riesgos de la norma ISO 31000 en las normas de sistemas de gestión, marcarán los próximos pasos. La siguiente edición de las Normas ISO 9001 e ISO 14001 seguramente no será disruptiva, pero los comités responsables de estos documentos ya se están preparando para los previsibles requisitos de las futuras ediciones de las normas, con una integración plena de la gestión de riesgos.

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.