Sistemas de abastecimiento de agua contra incendios

La Norma UNE 23500 afianza cuestiones como la adaptación a las nuevas tecnologías, aplicación a todos los tipos de sistemas, búsqueda de coherencia técnica con las múltiples referencias sectoriales establecidas como normas UNE-EN de aplicación. Esta edición de 2021 sustituye a la norma de 2018, corrige erratas detectadas y respeta las dudas atendidas durante los últimos años.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
Carlos Luján
Coordinador
CTN 23 / GT revisión UNE 23500

Dentro del amplio mundo de la protección contra incendios, la utilización del agua como agente extintor es la más extendida, dado el elevado poder calorífico del agua y su abundancia en la naturaleza. En función de los elementos que hay que proteger existen multitud de sistemas que combaten el incendio mediante el aporte de agua: hidrantes, bocas de incendio equipadas con mangueras, agua pulverizada, rociadores, espumantes, etc. Evidentemente, para poder aportar agua en condiciones, debemos asegurar que cada sistema sea abastecido en las condiciones técnicas necesarias para que su acción sea efectiva.

 

La nueva edición de la Norma UNE 23500 Sistemas de abastecimiento de agua contra incendios establece los requisitos para sistemas de abastecimiento de agua utilizados para la alimentación de los sistemas específicos de extinción de incendios que emplean este agente extintor. Esta nueva edición de 2021 sustituye a la Norma UNE 23500:2018 y ha sido elaborada por un nutrido grupo de trabajo que integra a profesionales de diferentes sectores relacionados con la protección contra incendios (PCI): proyectistas de instalaciones de PCI, fabricantes, instaladores, inspectores y auditores, mantenedores y administración.

 

Al redactar la norma se han tenido en cuenta muchos aspectos y detalles técnicos, con especial atención a estos tres puntos:

 

  • Incrementar la seguridad en su aplicación respecto a ediciones anteriores. De esta manera permitimos que sea aceptada por el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI) publicado el 12/06/2017 donde se exige, entre otras, que se aplique la Norma UNE 23500 y en el listado de normas figura la edición 2012. Hasta que salga un nuevo listado con las ediciones actualizadas de las normas, el RIPCI permite aplicar la misma norma de edición posterior siempre que no se minore la seguridad.
  • Tener presente las normas europeas relacionadas con el tema y la tendencia que se observa en los proyectos de revisión de estas.
  • Crear requisitos realizables en las actuales infraestructuras y respetando otras normas y reglamento que pudieran ser afectados.

Por tal motivo, además de corregir erratas detectadas y respetar las dudas atendidas durante los últimos años, la edición 2021 tiene importantes novedades de las que destacamos:

 

  1. Una redefinición completa de la red de uso público y las exigencias que debe cumplir, todo ello en consonancia con la realidad existente.
  2. Están definidos con más precisión los requisitos para los depósitos atmosféricos tipo A, B y C, consiguiendo una diferenciación clara, especialmente entre A y B.
  3. Como consecuencia de lo anterior, ha sido necesario actualizar las tablas 4A y 4B que definen la clase de abastecimiento, mejorando y afianzando la seguridad para los abastecimientos de clase superior y doble.
  4. Con el fin de mantener la seguridad y fiabilidad establecidas en la edición de 2012, el apartado 6.4 pasa a ser aplicable solamente para sistemas de bombeo en un abastecimiento sencillo con un caudal nominal máximo de 250 l/min, solo para sistemas de BIE de Ø 25 mm. En consecuencia, se actualiza la Tabla 3 de Categorización de abastecimientos según sistemas instalados, haciendo que las instalaciones que solo incluyen sistemas de rociadores RL vuelvan a ser consideradas de Categoría III.
  5. Atendiendo a las numerosas solicitudes del mercado en aras de mejorar la fiabilidad, cuando un equipo de bombeo con motor diésel se construye con arreglo a lo definido en el apartado 6.4, se requiere doble juego de baterías y 6 intentos de arranque, de forma similar a lo exigido en 6.5.
  6. Hay nuevos requisitos diferenciados de documentación y pruebas para equipos de bombeo en un abastecimiento sencillo con un caudal nominal máximo de 250 l/min, solo para sistemas de BIE de Ø 25 mm, completamente diferentes a los exigidos en el apartado 6.5 para el resto de los sistemas.
  7. Los emplazamientos de las salas de bombas también han sido regenerados, estableciendo un alcance diferenciado para los abastecimientos destinados exclusivamente para un sistema de BIE de Ø 25 mm con caudal nominal máximo de 250 l/min, respecto al resto de abastecimientos.
  8. Los márgenes de potencia de los motores, tanto eléctricos como diésel, respecto a la máxima potencia absorbida por la bomba, se han ampliado teniendo en cuenta las tendencias de las normas europeas en esta materia.
  9. Los cuadros de control de bombas deberán incorporar un analizador de eventos y se ha establecido una norma de numeración de alarmas con el fin de facilitar su interpretación tanto a los mantenedores como a los vigilantes, servicios de extinción de segunda intervención y cuerpos de bomberos.
  10. El concepto de “salida” de la red general de distribución de agua para los sistemas de protección contra incendios (RGDASPCI) queda definido para evitar interpretaciones erróneas y así poder determinar el número máximo de salidas si la instalación no es en anillo.
  11. Se incluyen más materiales de tuberías de la red general, pero se limitan los materiales de las tuberías de aspiración para los equipos de bombeo.
  12. En las pruebas en obra y ensayos de recepción se incluyen comprobaciones de la red de uso público en diferentes momentos del día, debiendo medirse el caudal y presión disponibles.
  13. Igualmente se incluyen comprobaciones y mediciones de la fuente y sistema de impulsión mediante depósito de gravedad y mediante depósito de presión, debiendo medirse el caudal y presión disponibles.

 

La Norma UNE 23500:2021 se considera un apoyo relevante e imprescindible dentro del diseño de los sistemas de protección contra incendio en base a agua

La Norma UNE 23500 se considera un apoyo relevante e imprescindible dentro del diseño de los sistemas de protección contra incendio en base a agua. Tal y como el corazón bombea la sangre y lleva las sustancias necesarias hasta los diferentes órganos a través de las arterias, los sistemas de impulsión del abastecimiento alimentan a los sistemas específicos de PCI a través de la red general de distribución de agua. Por ello, los sistemas de abastecimiento de agua se consideran el corazón de los sistemas de protección contra incendios.

 

El CTN 23 Seguridad contra incendios se ha encargado de elaborar la Norma UNE 23500. La secretaría de este órgano de normalización la desempeña la Asociación Española de Sociedades de Protección Contra Incendios (Tecnifuego).

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas las cookies”. Para más información puedes visitar nuestra Política de Cookies.