Vivir en un mundo inteligente

La normalización ayuda a lograr un IoT efectivo, seguro y fiable, al tiempo que permite la creación de un mercado global.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn

François Coallier, presidente

ISO / IEC JTC 1 / SC 41: El IoT y las tecnologías relacionadas

IEC e-tech
La Comisión Electrotécnica Internacional, IEC, publica cada dos meses la revista e-tech. Aquí se reproducen algunos de sus contenidos, traducidos por la Asociación Española de Normalización, UNE. e-tech incluye reportajes que muestran los beneficios de la aplicación de las normas electrotécnicas internacionales.
Antoinette Price

Nos demos cuenta o no, Internet de las cosas (IoT) forma parte de muchos aspectos de la vida cotidiana. Gracias a miles de millones de dispositivos y sistemas “sensorizados”, conectados, se pueden realizar actividades y tareas diarias, y mejorar la eficiencia de los procesos de trabajo, lo que ahorra tiempo y dinero. En el caso de la asistencia sanitaria, se pueden salvar vidas y mejorar la calidad de vida.

Conectados en todas partes

Las ciudades y sus infraestructuras, incluidos el transporte, la energía, los edificios y las viviendas, se están volviendo inteligentes para impulsar la eficiencia energética y mejorar su funcionamiento. Se benefician de ello tanto el bienestar de los ciudadanos como la economía.

 

Los sistemas inteligentes de fabricación colaborativa permiten a las empresas responder en tiempo real, satisfacer las demandas y condiciones cambiantes en las fábricas, las redes de suministro y las necesidades de los clientes, mientras que, en el campo, los agricultores pueden agilizar la gestión de cultivos y animales utilizando teléfonos inteligentes y aplicaciones. El IoT también está cambiando el funcionamiento de otras industrias, como la automovilística, la sanidad, el entretenimiento y el comercio minorista.

 

En todos estos ámbitos, esta tecnología contribuye a construir un mundo más sostenible.

La necesidad de normas

IoT está compuesto por diversas tecnologías en evolución y partes interesadas involucradas en una amplia gama de aplicaciones. Por esta razón, es primordial proporcionar un nivel mínimo de interoperabilidad. Esto permitiría que todos los componentes funcionen de manera rápida y fiable, a medida que recopilan, intercambian y analizan grandes cantidades de datos.

 

Las normas de IoT también facilitarán el crecimiento del mercado de dispositivos, sistemas y servicios de IoT.

 

El Comité Técnico Conjunto ISO/IEC JTC 1 desarrolla normas internacionales para tecnologías de la información y la comunicación para aplicaciones empesariales y de consumo. Dada la gran importancia y el impacto de IoT, en 2016, el ISO/IEC JTC 1 estableció un nuevo Subcomité ISO/IEC JTC 1/SC 41 Internet de cosas y tecnologías relacionadas, que ha consolidado y ampliado las actividades de los antiguos Grupos de Trabajo (WG) 7 y 10. El enfoque principal del SC 41 es establecer un programa de normalización y proporcionar orientación al JTC 1, IEC, ISO y a otras entidades que desarrollan aplicaciones relacionadas con IoT. Su alcance también abarca las redes de sensores y tecnologías wearable. Además de las normas ya publicadas para las redes de sensores, el SC 41 está desarrollando normas básicas u horizontales para la arquitectura de referencia, el vocabulario y la interoperabilidad de IoT. Estas pueden ser utilizadas por la industria y cualquier comité técnico de normalización de aplicaciones relacionadas, donde la tecnología de IoT se utiliza como un habilitador. Al garantizar la coherencia y evitar la duplicación, las empresas y los fabricantes pueden ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero.

Un año de logros para SC 41

e-tech ha hablado con François Coallier, presidente del SC 41, para saber lo que se ha logrado durante el primer año y lo que está reservado para 2018. Una gran parte de la actividad ha sido administrativa, estableciendo la estructura de trabajo, la gobernanza y la planificación estratégica. Todo esto se hizo en paralelo con la continuación del trabajo técnico heredado de los antiguos WG, de un total de 11 proyectos.

 

“Creamos seis grupos de estudio (SG) en la primera sesión plenaria: Informática periférica, IoT industrial, IoT en tiempo real, fiabilidad, wearable y casos de uso de IoT. Todos los grupos están progresando. El grupo de informática periférica recibió el mandato de ayudar a habilitar las recomendaciones del Libro Blanco de la inteligencia Periférica. Con base en las recomendaciones de este SG, el SC 41 inició un proyecto en este ámbito en su última reunión plenaria en Nueva Delhi, India.”

La importancia de construir sinergias

Muchos actores están involucrados en el desarrollo de los dispositivos y sistemas de componentes que conforman IoT, así como sus normas relacionadas. Una parte importante de las actividades del SC 41 será ser enlace, con otros comités técnicos (TC) y subcomités (SC) de IEC, así como con otras organizaciones de desarrollo de normas (SDO) y grupos dentro del sector. El SC 41 ya se relaciona con ISO e ITU-T, y Advancing Identification Matters (AIM), Industrial Internet Consortium (IIC), Open Connectivity Foundation (OCF), Open Geospatial Consortium (OGC), Global Language of Business (GS1), y el International Council on Systems Engineering (INCOSE).

 

“Tenemos que ser sistemáticos y trabajar con muchas personas diferentes, por lo que este será un gran desafío, ya que hay alrededor de 24 TC y SC de IEC. Por ejemplo, nuestro trabajo de informática periférica se conectará con el ISO/IEC JTC 1/SC 38 para la computación en la nube y nuestro grupo de estudio de fiabilidad trabajará con ISO/IEC JTC 1/SC 27 en técnicas de seguridad de TI, mientras que nuestro grupo de estudios de wearables estará en contacto regular con el IEC/TC 124 que cubre ests dispositivos y sus tecnologías. Luego están nuestros comités de sistemas, para la vida activa asistida (SyC AAL), las ciudades inteligentes (SyC Smart cities) y la fabricación inteligente de SyC Smart. Este año también esperamos ampliar nuestros enlaces externos”, afirma Coallier.

Un ajetreado año por delante

Innumerables aplicaciones usan tecnología de IoT. Desde entretenimiento, comunicación y compra de bienes y servicios, hasta el uso de dispositivos y sistemas en ejecución (seguridad, calefacción e iluminación) en viviendas y automóviles (ubicación GPS, tiempo, tráfico, entretenimiento, etc.), el SC 41 tiene una carga de trabajo variada y extensa, tal como Coallier lo comenta a continuación.

IoT industrial

IoT Industrial (IIoT) se refiere esencialmente a todos los dominios de aplicación excluyendo el mercado interno. Esto incluye la fabricación avanzada, la atención sanitaria, la agricultura de precisión, las redes inteligentes y la gestión de energía, etc. “Hay mucho por hacer y es importante que nuestras normas cubran las necesidades de estos ámbitos de aplicaciones de manera adecuada.”

IoT en tiempo real

Muchos sistemas de IoT deben ser capaces de reaccionar a los eventos en tiempo real. Este es un atributo de una clase de sistemas llamados sistemas ciberfísicos (CPS), que son clave para aplicaciones como la fabricación avanzada y las redes inteligentes.

 

“El trabajo en este ámbito es esencial, por ejemplo, el Instituto Nacional de Normas y Tecnología de EE. UU. (NIST) ya ha publicado documentos en este ámbito, y estoy esperando las recomendaciones de este grupo de estudio.”

Fiabilidad

Ya sea la red, un hogar, un dispositivo médico de vestir o un vehículo de información y entretenimiento, los dispositivos y sistemas conectados deben protegerse de amenazas cibernéticas, garantizar la seguridad de los usuarios y la seguridad de los datos privados, y ser seguros, responsivos, fiables, disponibles y resistentes. La fiabilidad de IoT es un concepto de ingeniería de sistemas que cubre todos los atributos involucrados en conseguir la confianza de las partes interesadas en un sistema de IoT. “Este es un tema muy importante para IoT y este grupo de estudio trabajará con otros subcomités de IEC, incluida la seguridad de TI.”

Wearables

Los dispositivos wearables hacen referencia a una clase de dispositivos de IoT que se llevan puestos o se implantan en el cuerpo. Si bien hay muchas aplicaciones para wearables, uno de ellos es la atención médica. “Al igual que en una fábrica, donde una de las funciones avanzadas de fabricación que las personas buscan es el mantenimiento predictivo para todos los equipos, el mantenimiento predictivo se puede aplicar al cuerpo humano. Esto se hace procesando todos los datos recopilados por los sensores colocados dentro o en el cuerpo, y tratando de predecir las condiciones y eventos a medida que observa cómo reacciona el cuerpo cuando camina o hace ejercicio. Luego, usa esto para detectar patrones y una enfermedad que puede estar desarrollándose lentamente. Hay muchas posibilidades en este ámbito y habrá una serie de proyectos en el grupo de wearables.”

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.