UNE 178109

Un nuevo modelo de estación inteligente

La nueva Norma UNE 178109 incluye las características necesarias para considerar a las estaciones de viajeros “inteligentes”; esto es, elementos activos de la ciudad y sus ciudadanos que agrupen la esencia de la prestación de servicio, la funcionalidad, los avances tecnológicos y la visión de futuro. Impulsada por Adif, se trata de la primera norma mundial en el ámbito de las estaciones, creando un referente para otros países.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn
Carlos Ventura
Grupo de Trabajo de la Norma UNE 178109
Coordinador
Director de Estaciones de Viajeros
Adif

Desde finales de 2017, Adif ha trabajado en la definición de un modelo de Estación Inteligente de Viajeros como un elemento activo de la ciudad y sus ciudadanos, agrupando la esencia de la prestación de servicio, funcionalidad, avances tecnológicos y visión de futuro. Todo ello con el foco puesto en mejorar la experiencia de sus clientes y ciudadanos en general en las estaciones de ferrocarril de viajeros, y en conseguir estaciones personales adaptadas a cada uno de ellos y en cada momento. Para ello es necesario que las estaciones sean capaces de ajustarse a las necesidades y requerimientos de los distintos tipos de cliente, generando valor para los ciudadanos, operadores ferroviarios, comercios, grupos de interés y Adif.

 

Todo este trabajo culminó con la publicación de la Norma UNE 178109:2018 Ciudades Inteligentes. Estación inteligente y conexión con la plataforma de ciudad inteligente, elaborada en un grupo multidisciplinar creado por Adif en la Asociación Española de Normalización, UNE; concretamente en el CTN 178/SC 1 Infraestructuras. La norma tiene como objetivo definir las características mínimas necesarias para considerar una estación como “inteligente”, así como determinar los requisitos para incorporar las estaciones inteligentes como un ente característico dentro del ecosistema de ciudad inteligente que cumpla con la Norma UNE 178104 Sistemas Integrales de Gestión de la Ciudad Inteligente. Requisitos de interoperabilidad para una Plataforma de Ciudad Inteligente.

 

La Norma UNE 178109 supone un gran hito para España, Adif y todas las partes implicadas en su desarrollo, ya que se trata del primer estándar en el ámbito mundial para estaciones ferroviarias de viajeros. Actualmente, Adif está trabajando para trasladar internacionalmente el modelo de la norma española. Para ello se ha presentado recientemente en la sesión de trabajo de la Comisión de Estudio SG 20 de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), relativa a Internet de las Cosas (IoT) y ciudades y comunidades inteligentes celebrada en China, una propuesta para desarrollar una Recomendacion ITU sobre High-level requirements and capabilities of smart railway station platform que fue aprobada.

La Norma UNE 178109 ayuda al desarrollo de infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de  ...

La Norma UNE 178109 ayuda al desarrollo de infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de calidad, contribuyendo al complimiento de dos Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: ODS 9 y ODS 11.

Plan de transformación digital

La Norma UNE 178109:2018 se enmarca en el Plan de Transformación Digital de Estaciones de Viajeros, que permitirá modernizar las estaciones para ofrecer un mejor servicio a los clientes, apoyándose en las nuevas tecnologías disponibles; esto es, big data, cloud computing, machine learning, IoT e Inteligencia Artificial (IA), que pueden generar grandes oportunidades de mejora.

 

Este plan, que se encuadra a su vez en el Plan Estratégico de Adif Transforma 2020 y en el Plan de Innovación de Infraestructuras del Transporte del Ministerio de Fomento, pretende convertir las estaciones en un entorno de vanguardia que responda a las nuevas necesidades como un elemento clave de la movilidad, permitiendo que las estaciones estén presentes, de forma virtual o real, en todas las fases del viaje de los clientes. En definitiva, convertir las estaciones en un elemento fundamental para mejorar la experiencia de los ciudadanos, colaborando con la ciudad de la que forman parte activamente.

 

El plan se estructura sobre dos elementos fundamentales:

 

  • la orientación al cliente, para mejorar su experiencia global.
  • la orientación al dato, para maximizar la información y su valor.

Figura 1. Visión de la Estación Inteligente

Figura 1. Visión de la Estación Inteligente
Fuente: Adif

La importancia de la normalización

La normalización tiene una clara ventaja: conseguir el diálogo con todos los entes de la ciudad inteligente. Es fundamental obtener y proporcionar la información necesaria -con la debida antelación y debidamente estructurada- de los distintos grupos de interés para tomar mejores decisiones, tanto a los ciudadanos como a los gestores de la estación. Sin la normalización estaríamos en una constante torre de Babel, sin posibilidad de garantizar la interoperabilidad entre elementos.

 

La red de Adif, con 1.500 estaciones, cubre todo el territorio peninsular y, aunque cada estación está solo en una ciudad o territorio, forma parte del conjunto de estaciones. Todas han de poder “hablar” con sus respectivos territorios inteligentes y entre ellas a través de un centro neuronal soportado por la Plataforma de Estación Inteligente, que obviamente deberá adecuar su estructura de capas a la Noma UNE 178104, gracias a la cual se dispone de un “idioma” común que permite aunar esfuerzos, objetivos y lograr sinergias. En este sentido, la Norma UNE 178109 hace posible el intercambio de información entre la plataforma de la estación y la de la ciudad, apoyándose en cinco pilares que redundan en un mejor servicio al ciudadano. Se trata de intermovilidad (elegir el mejor modo de transporte); turismo (orientar para conseguir la mejor oferta); hiperconectividad (interactuar para mejorar la valoración del servicio); sostenibilidad (contribuir a una ciudad sostenible); y seguridad (percibir una estación y entorno más seguros).

 

Actualmente, el CTN 178 Ciudades inteligentes cuenta con un grupo de trabajo específico de semántica para estandarizar el modelo de datos que hay que implementar en los edificios inteligentes. Es fundamental normalizar la comunicación entre los distintos actores (ciudades, estaciones, aeropuertos, puertos, edificios inteligentes, etc.) con el objetivo de disponer de unos datos normalizados para el intercambio de la información. Todos los entes interrelacionados, como ciudades, estaciones, aeropuertos o puertos, deben cumplir con esta semántica.

 

Si se toma como ejemplo uno de los cinco pilares antes mencionados, turismo, se puede hacer una labor muy importante de orientación para los viajeros. No hay que olvidar que la estación es una de las puertas de entrada más importantes de los turistas a una ciudad y territorio; y la Norma UNE 178109 detalla, a modo de ejemplo, qué información se podría intercambiar entre la ciudad y la estación.

Figura 2. Modelo estación de viajeros inteligente

Figura 2. Modelo estación de viajeros inteligente

La estación del futuro

Las estaciones hay que entenderlas como potentes actores sociales al servicio de los viajeros y de los ciudadanos. En el Plan de Transformación Digital se ha incluido la visión de Adif de la estación inteligente (ver figura 1).

 

La transformación digital en las estaciones debe extender el concepto de servicio y de atención al ciudadano, fundiéndose con la ciudad y el territorio al que pertenecen. El objetivo es conseguir estaciones personales; y para ello hay que dotarlas de inteligencia para entender e interactuar con las personas. Las estaciones del futuro tendrán, entre otras, las siguientes características:

 

  • Estaciones con vida. Edificios adaptativos, sostenibles e integrados en el ecosistema que les rodea, dotados de inteligencia y capaces de responder a las necesidades de cada ciudadano, creando experiencias únicas y personales.
  • Capacidad para conocer al cliente y así poder interactuar con él, convirtiendo la estación en un asistente personal capaz de asesorar, recomendar o guiar al ciudadano, personalizando su paso por la estación (incluso antes o después de llegar a la misma).
  • Capacidad para ajustarse a las necesidades y requerimientos de los distintos tipos de cliente, “escuchando y comprendiendo lo que está pasando en la estación y en la ciudad, y preparándose para lo que pueda ocurrir”. Todo ello gracias a la implantación de un centro neuronal apoyado en una plataforma de estación inteligente, generando valor para los ciudadanos, operadores ferroviarios, comercios, ciudad, territorio, grupos de interés y para el propio Adif.
  • Zonas de encuentro en espacios abiertos, luminosos y naturales, con una gran variedad de ofertas comerciales, de ocio y cultura que complementen la oferta propia de la ciudad.
  • Mantenimiento más eficaz. Sensores, sistemas de automatización, etc. que permitirán a la estación detectar las diferentes incidencias y optimizar el tiempo de las reparaciones, además de poder ejecutar un mantenimiento predictivo.
  • Dotadas de sistemas de comunicaciones avanzados que permitan una conectividad de altas prestaciones.
  • Hiperconectadas. La relación con la ciudad y el territorio se basará en la integración de infraestructuras de comunicación, con sensores conectados con redes municipales, etc. apoyadas en el intercambio de datos entre la plataforma de ciudad y de estación inteligente.

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.