Normalización en acción

CTN 127 Prefabricados de cemento y hormigón

El CTN 127 cuenta con 121 estándares sobre una amplia variedad de productos prefabricados de hormigón destinados a la construcción de edificios e infraestructuras. Además, muchas de estas normas técnicas han sido armonizadas bajo el Reglamento de Productos de Construcción y elaboradas en virtud de mandatos emitidos por la Comisión Europea a CEN, haciendo posible la comercialización de los productos cubiertos por dichas normas con su correspondiente marcado Logo CE.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn

Opinión

Opinión

Estándares necesarios

Miguel Sánchez Fernández
Presidente
CTN 127

Mi vinculación desde hace más de 20 años a las actividades de los comités técnicos de normalización ha hecho posible que haya vivido todo el proceso de armonización normativa en el marco europeo en este sector, desde la Directiva 89/106/CEE al Reglamento (UE) 305/2011, por el que se establecen condiciones armonizadas para la comercialización de productos de construcción.

Normas+ descatadas

Fotografías: ANDECE

Son muchos los elementos de nuestra vida cotidiana en los que están presentes los prefabricados de hormigón, algunos visibles y otros integrados en sistemas constructivos, algunos más accesorios y otros no tanto, pero todos ellos fundamentales en el desarrollo de la sociedad actual. Pavimentos, cimentaciones, mobiliario urbano, elementos para puentes, canalizaciones, fachadas o estructuras son algunos ejemplos de la gran variedad de soluciones constructivas basadas en los productos prefabricados y utilizadas en aplicaciones diversas.

 

Esta diversidad de productos prefabricados tiene su reflejo en el catálogo normativo de uno de los comités técnicos de normalización de UNE. Se trata del CTN 127 y cuenta con 121 normas en vigor, entre las que se encuentran normas armonizadas de estructuras lineales, de forjados (placas alveolares, prelosas o viguetas y bovedillas), de elementos para fachadas, de cimentaciones o de elementos para infraestructuras (para puentes o para muros de contención). En cuanto a productos no estructurales, se podrían destacar las normas para pavimentos (adoquines o baldosas), las de bloques de hormigón para mampostería o las de canalizaciones (tubos o pozos de registro). Estas normas definen, entre otros aspectos, los controles que el fabricante debe ejercer a lo largo de todo el proceso productivo, desde la recepción de las materias primas en la fábrica hasta que el producto está terminado, resultando un marco exigente que revela el aseguramiento de la calidad que cualquier producto industrial debe aportar. Además de las citadas, otras normas de carácter transversal, como la Norma UNE-EN 13369 sobre reglas comunes para productos prefabricados de hormigón, resultan fundamentales para la aplicación de muchos estándares. Y es que la normalización en este sector industrial contribuye de forma evidente a cumplir con los estándares de calidad que el sector de construcción demanda. Dentro del plan de normalización para 2019, el CTN 127 tiene previsto revisar la Norma UNE 127916 Tubos y piezas complementarias de hormigón en masa, de hormigón armado y hormigón con fibra de acero. Complemento nacional a la Norma UNE-EN 1916:2008; y está trabajando en el proyecto PNE 127992-1 para los paneles de hormigón armado con fibra de vidrio (GRC) que complemente a la norma europea UNE-EN 14992.

 

Por todo ello, la normalización es un elemento clave en el sector de prefabricados que, como tantos otros en el ámbito de construcción, se enfrenta a retos como la digitalización, el desarrollo sostenible o la economía circular. Si bien el sector se beneficiará del uso de normas más generales y transversales desarrolladas en otros comités de normalización, el propio CTN 127 cuenta también con normas específicas para hacer frente a estos retos cada vez más universales, siendo la Norma UNE-EN 16757 Sostenibilidad de las obras de construcción. Declaraciones ambientales de producto. Reglas de Categoría de Producto para hormigón y elementos de hormigón buena muestra de ello.

 

La estructura del CTN 127 se articula en dos grupos de trabajo, el GT 1 Estructural y el GT 2 No estructural, y cuenta con 21 vocalías, 20 entidades y un experto a título individual, donde están representadas la Administración Pública, centros tecnológicos, laboratorios de ensayo, asociaciones sectoriales, empresas del sector o entidades de certificación y evaluación de la conformidad. Miguel Sánchez se encarga de la presidencia de este comité y la secretaría recae en la Asociación Nacional de la Industria del Prefabricado de Hormigón (ANDECE).

Marco legislativo

Derivado de la amplia variedad de productos y aplicaciones constructivas en el sector de prefabricados, el marco legislativo que afecta a sus productos es diverso. Hay un común denominador a gran parte de ellos: el Reglamento de Productos de Construcción nº305/2011 (RPC). Este reglamento establece los requisitos básicos que deben cumplir las obras de construcción en las que se incorporan los productos de construcción, entre ellos los prefabricados de hormigón, para los que define las condiciones armonizadas de marcado de los productos y la información que hay que suministrar para su comercialización en el mercado europeo. Así, muchas de las normas del CTN 127 son armonizadas bajo el RPC y han sido elaboradas en virtud de los mandatos emitidos por la Comisión Europea al Comité Europeo de Normalización (CEN), haciendo posible la comercialización de los productos cubiertos por las normas con su correspondiente marcado Logo CE.

 

A su vez, son varias las normas armonizadas bajo el RPC para productos prefabricados que se citan en otras reglamentaciones vinculadas a estos productos. La Instrucción EHE-08, marco reglamentario para las estructuras de hormigón y en la que se incorporan requisitos particulares para los productos prefabricados en las etapas de cálculo, control y ejecución, es una muestra de ello. La EHE-08 se sustituirá próximamente por el futuro Código Estructural, en el que también tendrán especial consideración los productos prefabricados de hormigón. El Código Técnico de la Edificación es otra muestra de reglamentación en la que se incluyen exigencias relativas a tipologías constructivas en las que se incorporan productos prefabricados. Aunque no incorpora requisitos sobre los productos en sí mismos, el cumplimiento de las normas de producto es a veces condición indispensable para dar satisfacción a los requerimientos de esta reglamentación.

CTN 127 Prefabricados de Cemento y de Hormigón

CTN 127 Prefabricados de Cemento y de Hormigón

Opinión

Opinión

Estándares necesarios

Miguel Sánchez Fernández
Presidente
CTN 127

Mi vinculación desde hace más de 20 años a las actividades de los comités técnicos de normalización ha hecho posible que haya vivido todo el proceso de armonización normativa en el marco europeo en este sector, desde la Directiva 89/106/CEE al Reglamento (UE) 305/2011, por el que se establecen condiciones armonizadas para la comercialización de productos de construcción. Por ello, es un honor desempeñar la presidencia del CTN 127, cuya secretaría técnica desempeña ANDECE desde su creación, que se encarga de la normalización de los productos prefabricados de hormigón en los aspectos relativos a sus características mecánicas, físicas, dimensionales, métodos de ensayo y directrices para su almacenamiento, transporte, recepción, instalación y mantenimiento.

 

En el ámbito europeo, el CTN 127 Prefabricados de cemento y hormigón es el comité homólogo del CEN/TC 229 Precast Concrete Products y tiene asignada la competencia para el seguimiento de otros productos prefabricados que se encuentran dispersos en otros comités europeos transversales relativos a albañilería, productos de colocación discontinua para cubiertas y revestimiento de muros, ingeniería de las aguas residuales, componentes prefabricados armados de hormigón curado en autoclave o de áridos ligeros con estructura abierta o unidades para pavimentos. Así, desde su creación hace más de 20 años ha gestionado más de 250 documentos.

 

Por último, hay que destacar el trabajo de todos los expertos que participan en este comité y la gestión que se lleva a cabo desde la secretaría de ANDECE y UNE. Todo ello hace posible trasladar las necesidades del sector nacional a los foros europeos e internacionales, anticipándose así a las decisiones técnicas y comerciales, y poniendo en valor nuestros intereses.

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.