Hablan los Asociados

Luis Rodulfo Zabala

Vicepresidente ejecutivo de CEPCO

"UNE es una herramienta formidable para el progreso y la competitividad de España"

La Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción está formada por una veintena de asociaciones nacionales de fabricantes. Así, representa los intereses de 5.000 empresas, que emplean a 500.000 trabajadores. Desde su fundación, en 1991, forma parte de la base asociativa de UNE.

Luis Rodulfo Zabala
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn

¿Qué aporta la normalización a su sector de actividad?

¿Qué aporta la normalización a su sector de actividad?

Las garantías de una buena edificación u obra pública son: un buen proyecto, una buena ejecución y las prestaciones de los materiales. Cada parte tiene su propio proceso legislativo, tanto en la Unión Europea como en España. Para la industria de materiales para la construcción, la normalización es una obligación y un compromiso voluntario.

 

En parte es obligación porque mucha de la legislación sobre construcción hace referencia a unas 2.000 normas UNE. A través de ellas se trata de garantizar al usuario final, ya sea el usuario de una vivienda, de un hospital o de una carretera, que si el proyecto y la ejecución son correctos los materiales darán el aislamiento térmico, el acústico, la impermeabilización, la seguridad de uso y la estabilidad de la obra que son requeridos. Y, en otra buena parte, es compromiso de nuestra industria por su inquebrantable vocación por la calidad, la seguridad y el respeto al medio ambiente. Y la mejor forma de demostrarlo no es decirlo uno mismo, sino demostrando el cumplimiento de unas normas de calidad. No es en vano que más de la mitad de los certificados de calidad de producto en España son de productos de construcción.

¿Qué normas considera más destacadas?

Quizás, el análisis transversal del final de obra, en cuanto a su calidad, su respuesta medioambiental, su capacidad energética o su accesibilidad, nos lleven a poner el acento en normas que pedimos al Gobierno que se cumplan, cada vez más, tanto en la Ley de Contratos del Sector Público como en las regulaciones legislativas de obras privadas. Me refiero a las Declaraciones Ambientales de Producto que indican al usuario el comportamiento global de su edificio o colegio. También a las capacidades de ahorro de emisión de CO2 y de ahorro energético; y a las normas de digitalización de producto que permiten el control absoluto de la obra nueva y, sobre todo, de su mantenimiento.

 

Es muy de destacar la importante posición de UNE en el ámbito de la Unión Europea, en CEN y CENELEC, así como en ISO en el ámbito internacional, lo que permite contar con todo el acervo normalizador de estas entidades en tiempo real.

¿Qué balance hace de la actividad de UNE?

UNE es una herramienta formidable para el progreso y la competitividad de España y de su industria. Todo su trabajo es un complemento idóneo de la capacidad legislativa a la hora de fomentar la calidad, la seguridad, el respeto al medio ambiente, el ahorro energético, los compromisos de desarrollo sostenible, etc.

 

Sirve ese trabajo también para marcar una referencia voluntaria a cualquier sector económico a la hora de tratar de alcanzar los mejores parámetros de desarrollo en producción, en producto y servicio posventa.

 

Sin duda, las más de 32.000 normas del catálogo UNE marcan un horizonte claro en el mundo entero en cuanto a la calidad de España en todos sus sectores. Las normas, y su evaluación de conformidad por terceros, son la mejor presentación de la industria de España en el mundo.

 

CEPCO agradece a toda la plantilla de UNE su compromiso personal con el Sistema Nacional de Calidad, que va más allá del cumplimiento de un deber profesional, alcanzando una alianza con el desarrollo de todos nuestros sectores.

¿Cuáles son los campos de progreso más destacados de la normalización en el futuro?

Todo lo que suponga progreso mundial tendrá su reflejo en la normalización. Si de verdad hablamos de un planeta sostenible y de una Economía Circular que lo soporte estaremos normalizando todas las cuestiones de producción, transporte, uso, y tratamiento de residuos.

 

Si planteamos un uso más eficiente de los recursos estaremos normalizando el uso inteligente (Smart) de todos los campos: energía, edificación, ahorro hídrico, reducción de emisiones de CO2, eficiencia energética de los edificios, etc. Y si apostamos por un mundo de capacidad digital, estaremos normalizando ciberseguridad, facturación electrónica, BIM, Industria 4.0, etc.

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.